Es una modalidad de tiro con carabinas de aire comprimido de la 4ª categoría que simula lances cinegéticos en la modalidad de rececho en pleno bosque. Los elementos de regulación del arma no se pueden manipular una vez empieza el recorrido, (2017 se permite la corrección de paralaje antes de encarar el arma). Los objetivos a abatir son siluetas metálicas con formas de animales o similares que tienen un agujero circular en su placa frontal por el que si entra el balín se activa un dispositivo que abate el blanco debiendo de ser rearmado con hilo que llega hasta la puerta de tiro y así quedar listo para el siguiente tirador. Si el tirador lo derriba son dos puntos, si toca en la chapa frontal es un punto, si no ocurre ninguna de las dos es un cero. El recorrido consta de 25 puestos de tiro con 50 blancos, en el que los tiradores tienen 1 minuto por blanco. La competición dura entre 3 y 4 horas. El recorrido se realiza por escuadras de tiro que pueden ser de 2 a 3 tiradores en las que éstos se van turnando para disparar o hacer de jueces de sus propios compañeros, si bien hay otros jueces auxiliares y principales que solo realizan esa función. Los puestos de tiro están marcados con una estaca de madera o árbol pintado en un color llamativo, que el tirador ha de tocar con cualquier parte de su cuerpo o el arma mientras realiza el disparo. Casi todos los puestos de tiro son de posición libre y diseñados para que no ofrezcan ninguna ventaja atendiéndose a la envergadura o mano dominante del tirador, siendo la más utilizada la posición de tumbado, si bien poseerá unos pocos puestos de disparo obligatorio de De Pie y De Rodillas que serán a su vez tanto Con Apoyo como Sin Apoyo. La única posición prohibida es la de sentado o cuclillas.